Una foto llena de recuerdos. Hecha en 1984 en el estadio de Sarriá donde entonces jugaba con el RCD Espanyol, un equipo que siempre llevaré en mi corazón.

Aunque ya han pasado muchos años supongo que me reconocéis en el primero por la izquierda de los jugadores que posan de pie.

Poder practicar el fútbol profesional es un privilegio al alcance de pocos deportistas que agradezco poder haber sido uno de esos elegidos. Pisar la hierba de Sarriá en Barcelona también ha sido algo muy especial en mi carrera deportiva como jugador.

 

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *